Envío en 24/48 horas
Descuento a profesionales del sector
Envío gratis a partir de 20€ en Joyas de Plata
Envío gratis en Decoración con pedido superior a 60€
Envío en 24/48 horas
Descuento a profesionales del sector
Horario de feria: Miércoles 17 y sábado 20: Cerrado | Lunes, martes, jueves y viernes: 10h a 14h
Como limpiar la plata

 ¿Cómo limpiar y mantener la joyería de plata?

La plata puede llegar a adquirir con el tiempo un aspecto ennegrecido. Mucha gente lo atribuye al óxido, pero en realidad es un material que no puede oxidarse al no reaccionar con el oxígeno. Este oscurecimiento se produce a causa de una reacción con las partículas de azufre que se encuentran en el aire. Hay varios factores que llegan a alterar el estado normal de la plata, de ahí que propongamos siempre realizar un adecuado mantenimiento para que nos resulte más simple recuperar su aspecto original.

Para ponerle solución a este contratiempo y antes de darte unos cuantos consejos para limpiar la plata, te desvelamos los motivos por los que se acaba poniendo negra.

Factores que intervienen en el ennegrecimiento de la plata

Aunque parezca mentira, el pH de la piel influye de manera importante sobre las joyas de plata, sobre todo cuando se cuenta con un pH más ácido de lo común, que suele ser 5,6. También interviene en esto el tipo de agua de la zona donde se habite, el empleo de perfumes, cremas, maquillajes y jabones.

Sin olvidarnos tampoco del consumo de fármacos que puedan alterar el pH, la cantidad de azufre presente en el aire o el sitio escogido para guardar la plata.

Consejos para limpiar joyas de plata

En ocasiones, por muy cuidadosos que seamos, las joyas de plata tenderán a ensuciarse. Es algo lógico, sobre todo con el uso. Para que puedas disfrutar de ellas como si fueran nuevas te proponemos una serie de trucos para limpiar anillos, pendientes o colgantes de plata.

Papel de aluminio, bicarbonato y agua caliente

Para llevar a cabo este proceso forramos el fondo de un recipiente, que puede ser un cuenco, con papel de aluminio. A continuación añadiremos una taza de agua caliente y un par de cucharadas de bicarbonato sódico.

Pondremos las joyas dentro y las dejaremos durante 5 minutos. Con la ayuda de un cepillo de dientes que ya no se utilice o un palo lo removemos. Una vez transcurrido este tiempo las enjuagamos con agua tibia y las secaremos con papel de cocina o un trapo limpio.

Este truco se puede llevar a cabo también con sal en lugar del bicarbonato. El tiempo de remojo se mantendría en los 5 minutos, pero si las joyas estuvieran especialmente sucias lo ampliaremos a 10 minutos.

Pasta de dientes

Uno de los productos que más se utiliza para limpiar plata es la pasta de dientes. Basta con echar un poco de dentífrico sobre la pieza que queremos adecentar y una vez que se seca lo retiraremos con la ayuda de un paño seco, para acabar dándole brillo.

Con bicarbonato y vinagre

Otra de las soluciones caseras que existen para limpiar la plata se encuentra en la combinación de bicarbonato con vinagre. En primer término introduciremos la joyería en un recipiente y la cubriremos con bicarbonato, que nos servirá para frotar con delicadeza cada uno de los rincones de las piezas.

Lo siguiente será añadir vinagre poco a poco. Comprobarás cómo se origina una reacción química en forma de espuma que desprende gases. Cuando empiece a ocurrir esto removemos las joyas al tiempo que le incorporamos más vinagre. Dejaremos que la mezcla actúe y una vez que finalice la reacción química será el momento de aclararlo con agua fría y acabar pasándole un trapo seco.

Agua, lavavajillas, vinagre y sal gorda

Utilizando todos estos productos conseguirás un resultado sorprendente a la hora de limpiar la plata. Sumerge las joyas durante 15 minutos y aclararlas debajo del grifo para acabar secándolas con un paño. Siempre incidimos en la necesidad de quitarle la humedad que quede con la ayuda de un trapo seco y limpio.

A poder ser hay que utilizar este tipo de remedios naturales, que resultan muy poco agresivos. Los expertos sostienen que para recuperar su resplandor original se puede usar también jabón neutro, evitando en todo momento el contacto con lejías o productos químicos como puede ser el amoníaco, que llegan a resultar especialmente dañinos para la plata.

Cómo sacar brillo a la plata

Para sacar brillo a las joyas de plata hay un truco clásico que consiste en utilizar sal común. Tan solo debes verter una taza de agua caliente sobre un bol y echar una cucharada de sal. Introduce las joyas dentro y déjalas una noche entera.

A la mañana siguiente retira las piezas y sécalas con una toalla, para acabar frotando con cuidado con un paño de algodón limpio.

Objetos imprescindibles para limpiar la plata

Ahora que te hemos dado unas cuantas claves para mejorar el aspecto de tu plata, también te proponemos que reúnas una serie de elementos que te servirán de gran ayuda para este proceso.

Emplea en todo momento guantes para proteger tus manos y las joyas, ya que así conseguirás que no queden marcadas las huellas. Cuando frotes o pulas las piezas es aconsejable que lo realices sobre una toalla, ya que evitarás que puedan sufrir un golpe o de que se rayen.

Utiliza toallitas, algodones, trapos limpios y suaves que te permitan conseguir el mejor resultado posible. Por último, todo esto debes realizarlo en un espacio que permanezca ventilado, ya que algunas de las reacciones propuestas pueden soltar ciertos vapores.

Cómo mantener la plata en buen estado

Un adecuado mantenimiento de las joyas de plata evitará que tengamos que limpiarlas con demasiada frecuencia. Al final, se trata de alargar su vida útil y que puedan usarse el mayor número de años posible.

Ese proceso de ‘oxidación’ resulta de lo más natural, pero con las siguientes pautas que te ofrecemos conseguiremos que lo retrases y que las piezas aguanten más tiempo en un mejor estado.

  • Guarda las joyas en un joyero, evitando dejarlas al aire libre. Y si es posible hazlo de forma individual, para que no se rayen en contacto las unas con las otras.
  • Siempre que sea posible es mejor que estas piezas de plata no entren en contacto con cremas y cosméticos. Por lo tanto, lo conveniente sería ponérselas justo al salir de casa y quitárselas nada más llegar.
  • Los productos químicos resultan perjudiciales para la plata. Por eso te recomendamos que a la hora de realizar las tareas del hogar evites utilizar detergentes, lejía y jabones con las joyas puestas. El riesgo de que se oscurezcan es mayor y siempre estamos más expuestos a los golpes y rayones.
  • Es aconsejable que no te bañes con ellas puestas en la piscina o en el mar. Tampoco es bueno que las dejes al sol cuando acudas a la playa, así que nada más llegar guárdalas en algún bolso de tu mochila.
  • No se recomienda practicar ejercicio físico con las joyas de plata, ya que el sudor acelera ese proceso de deterioro que estamos intentando retrasar.
  • A la hora de limpiar la plata casi siempre esperamos a que presente una cierta suciedad. Pero en realidad es preferible hacer una limpieza regular con pasta de dientes para que el brillo no se marche con tanta facilidad.

A modo de resumen, se puede decir que este proceso de sulfatación que sufre la plata y que le lleva a ennegrecer, resulta de lo más normal con el paso del tiempo. Solo hay que estar preparado para limpiar la plata con los productos adecuados.

Carrito de compra